«Aprender idiomas permite abrir la puerta para un sinfín de posibilidades. Los beneficios del bilingüismo o el multilingüismo son enormes. Los estudios constatan que una persona con un cerebro multilingüe es más favorable a tener una mejor capacidad hacia la atención y el cambio de tareas frente a una persona monolingüe. Desde el punto de vista social, los que son capaces de hablar en distintos idiomas no solo pueden comunicarse con personal que tienen distintos orígenes, sino que también pueden desarrollar mejor el entendimiento hacia distintas culturas.»

25 / 01 / 18