Hábitos de estudio en vacaciones: ¿Cómo cuidarlos?

Llegan las vacaciones, los cambios de horario y con ello, se pierden los buenos hábitos de estudio en vacaciones. Según los expertos se estima que se llega a perder una media de 2,6 meses de nivel en matemáticas y otros 2 meses de capacidad de lectura. Para evitarlo es importante que los niños descansen y desconecten pero que a la vez se mantengan activos mentalmente. El estudio en vacaciones es complicado, por lo que es ideal que los niños tengan un par de semanas plenamente libres al inicio del periodo vacacional para divertirse, para luego ir aumentando gradualmente la intensidad de estudio mediante actividades lúdico-educativas a medida que se vuelve a acercar el inicio del nuevo curso.

Para facilitar el estudio en vacaciones hemos recogido una serie de consejos que pueden ser muy útiles este verano:

  • Establecer un lugar y un horario realista de estudio. El niño debe poder cumplir el programa de estudio en vacaciones sin un esfuerzo excesivo y sin tener que renunciar a sus actividades favoritas. Lo ideal son entre una y dos horas diarias durante cuatro o cinco días a la semana, dependiendo de sus necesidades. En cuanto al lugar, este debe ser un espacio tranquilo y estar lo más alejado posible de estímulos que puedan distraerle. Una buena iluminación y correcta ventilación también son importantes para crear un ambiente de estudio adecuado. No deben ser actividades densas, es necesario convertirlas en tareas más lúdicas como por ejemplo ver documentales sobre temas que les susciten interés, visitar museos, comentar libros, etc.
  • Aprender un nuevo temario. No es adecuado dedicar todo el estudio en las vacaciones a repasar lo que se ha estudiado en el curso anterior. Es importante hacer un breve repaso, pero sobre todo centrarse en aprender cosas nuevas que puedan ser útiles para el siguiente curso. De este modo los niños no se aburrirán con la temática y a la vez les servirá para aprovechar mucho más las lecciones cuando reinicien las clases en septiembre.
  • Utilizar técnicas de estudio. Son imprescindibles para rendir y aprovechar el tiempo de estudio en vacaciones. Además, hay que tener en cuenta que cada metodología, como por ejemplo la lectura comprensiva del texto o memorizar información, tienen finalidades y beneficios distintos.
  • Motivarlos. Es esencial estimularles adecuadamente para que alcanzar los resultados sea una motivación para ellos. Se puede conseguir recompensando con mensajes positivos y, sobre todo, debemos evitar las recompensas tangibles. El interés de los padres con el aprendizaje es un factor fundamental para transmitir la motivación y conseguir verdaderos avances.
  • Aprovechar el máximo el verano con los Summer Camps que se ofrecen en los distintos colegios del grupo NACE Schools. Los campamentos de verano son una de las opciones favoritas de los pequeños de la casa. Tienen la oportunidad de divertirse y conocer nuevos amigos mientras que a la vez aprenden de forma divertida y práctica. En el Summer Camp, tienen una buena planificación de las actividades, destinando tiempo al ocio, el deporte, la música, los idiomas y el estudio. Sin duda, es una de las opciones más eficientes a valorar para mantener el ritmo de estudio en vacaciones de forma diversa y estimulante.

Todos los colegios de NACE Schools ofrecen apoyo y actividades durante los meses de verano para que los alumnos no pierdan los buenos hábitos de estudio y pasen uno de sus mejores veranos con sus compañeros, en un entorno educativo que les estimule y aproveche todas las posibilidades que permite el buen tiempo.

29 / 06 / 16