Educación individualizada, trilingüe, cognitiva y centrada en los valores

En Agora Internacional School Barcelona damos gran importancia a la educación de los más pequeños a través de la atención individualizada y dando importancia y otros aspectos como la música, el arte o el deporte para impulsar el correcto desarrollo cognitivo.

El proyecto educativo del colegio Agora International School Barcelona busca potenciar las posibilidades de los alumnos mediante una atención individualizada y personalizada y el desarrollo global de cada uno, fomentando la inmersión lingüística, el arte, el deporte, la música y la educación en valores, pilares más destacables de un proyecto de valor propio de los centros educativos Nace que se desarrollan desde la etapa de Educación Infantil y que son muy importantes para el progreso de los más pequeños.

Esta educación comienza con el equipo de docentes con los que cuenta el colegio. Son personas que ponen ilusión en cada función que desempeñan, con vocación, y que se encargan de guiar a los niños cada día. El grupo de profesores, unido a una metodología constructiva, hace que los alumnos desarrollen su personalidad y pensamiento. El proyecto se basa en el desarrollo de las inteligencias múltiples, a través de las cuales se consigue ofrecer a los alumnos diferentes maneras de aprender motivándoles y haciendo que sean más eficaces.

En el programa educativo del colegio cabe destacar, en primer lugar, la inmersión lingüística. Los alumnos aprenden inglés de una manera motivadora y divertida; a los niños de 1 y 2 años se les inicia en el idioma, y a partir de los 3 años se lleva a cabo esa inmersión. Además, a partir de esa edad se introduce también el aprendizaje de otro idioma, el chino mandarín, aparte de trabajar el castellano y el catalán. Por otro lado, se dedica gran importancia a otros aspectos que van más allá de la educación común; estos son la música, el deporte y el arte, que aumentan el desarrollo cognitivo de los niños. La música y el arte aportan habilidades como la concentración o la sensibilidad, y el deporte desarrolla el trabajo en equipo y la cooperación y se trabaja desde P1.

En el programa educativo del colegio cabe destacar, en primer lugar, la inmersión lingüística. Los alumnos aprenden inglés de una manera motivadora y divertida; a los niños de 1 y 2 años se les inicia en el idioma, y a partir de los 3 años se lleva a cabo esa inmersión. Además, a partir de esa edad se introduce también el aprendizaje de otro idioma, el chino mandarín, aparte de trabajar el castellano y el catalán. Por otro lado, se dedica gran importancia a otros aspectos que van más allá de la educación común; estos son la música, el deporte y el arte, que aumentan el desarrollo cognitivo de los niños. La música y el arte aportan habilidades como la concentración o la sensibilidad, y el deporte desarrolla el trabajo en equipo y la cooperación y se trabaja desde P1.

 

Noticia completa

18 / 02 / 16